Sobrecarga de Información - Segunda Parte: Cómo los Padres y los Docentes Pueden Ayudar a los Estudiantes

Publicado por Kelly Bielefeld el 27 febrero, 2018
Encuéntrame en

InformationOverload_Part2-01

Como comentamos en la primera parte de nuestra serie Sobrecarga de Información, las fuentes de información con las que bombardean a nuestros alumnos, han aumentado cada día exponencialmente en los últimos años. Los mensajes que nuestros estudiantes reciben en el transcurso de su vida alguna vez se limitaron a la televisión abierta y por cable así como la radio. Hoy en día, hay miles de millones de imágenes, opiniones, videos y comentarios al alcance de sus dedos durante todo el día. Y como todo esto se ha vuelto más complejo para los estudiantes, también se ha vuelto más complejo para los adultos. 

¿Qué debe hacer una escuela o un padre? ¿Quitarles el teléfono? ¿Deshacer la iniciativa de dispositivo 1: 1 y volver al lápiz y papel? ¿Y aún así es tan importante?

No sé si tengo las respuestas a alguna de estas preguntas, pero creo que reflexionar sobre estas es importante. Como padres, queremos y tratamos de mantener seguros a nuestros alumnos y dejarlos crecer para que sean adultos que puedan funcionar y encajar en el mundo. Como escuelas, esencialmente queremos lo mismo, aunque cuando se trata de algunos de estos "mensajes" a los que los estudiantes están expuestos, tenemos poco control sobre las fuentes de entrada. Los adultos que trabajan en las escuelas, pueden incluso, preguntarse si deberían preocuparse por una batalla tan difícil que está delante de ellos.

 

¿Qué Tan Expuestos Están Nuestros Estudiantes?

Las escuelas deberían preocuparse. Debido a que tenemos estudiantes bajo nuestra supervisión gran parte del día, debemos entender a qué les estamos dando acceso. También deberíamos ser sensibles a las implicaciones de esto a los padres. Los padres envían a sus alumnos a la escuela con un amplio espectro de creencias y normas culturales. Creo que la mayoría de los padres entienden que las escuelas son un lugar diverso y que otros estudiantes tendrán otras creencias. De lo que quizás no se den cuenta es que los estudiantes pueden interactuar con otras personas de todas las edades y todos los trasfondos a través de las redes sociales, y esto podría estar sucediendo en la escuela. Los padres pueden no saber la extensión de la exposición a la que los estudiantes son vulnerables.

La mayoría de los docentes podrían decirle que estas fuentes de entrada y mensajes que reciben tienen un gran impacto en el bienestar social de nuestros estudiantes. El acoso en línea y los mensajes sobre sexualidad, suicidio, exposición, opiniones políticas, drogas, texting y alcohol son algunos de los temas que los estudiantes "aprenderán" en línea de diferentes fuentes y personas. 

Aquí hay una lista breve de algunas cosas que las escuelas, los docentes y los padres pueden hacer para ayudar a controlar la información que los estudiantes están recibiendo:

Sea proactivo controlando el mensaje: las investigaciones muestran que los estudiantes escuchan más a sus padres cuando se trata de tomar decisiones importantes sobre la vida (aunque rara vez lo admiten). Algunas veces, la razón por la cual los insumos externos tienen influencia, es porque no hay un mensaje ahí para comenzar. Los padres y docentes pueden asegurarse que los alumnos tienen un "mensaje inicial" o una creencia central cuando son más jóvenes, por lo que la exposición a opiniones externas puede tener menos impacto.

Proporcione límites tecnológicos: mencioné anteriormente "quitar los teléfonos". Para muchos padres, esta no es una respuesta práctica, y la mayoría de las escuelas que han probado reglas para frenar el uso -han descubierto que es una batalla cuesta arriba (que se pierde). Pero, se pueden establecer límites. Los padres pueden mantener los teléfonos fuera de las habitaciones de los estudiantes por la noche, limitar los planes de datos o pueden apagar el acceso inalámbrico a Internet en la casa por la noche. Estos son pequeños pasos, pero cada que un estudiante no está "conectado" es cuando los mensajes que recibe son limitados y más controlados. 

Monitoree el uso del dispositivo: las escuelas han comenzado a usar sistemas para vigilar lo que los estudiantes hacen en sus dispositivos. Parte de esto requiere eRate Funding según la Ley de Protección de Internet para Niños (nuestra escuela usa GoGuardian). Esto ayuda a mantener seguros a los estudiantes, pero no siempre es infalible. Esta es una de las razones para proporcionar dispositivos -propiedad de la escuela -para los estudiantes: se les puede monitorear a diferencia de un modelo de "Trae Tu Propio Dispositivo", donde la supervisión es mucho más difícil. También hay opciones para monitorear el software para padres: Norton ofrece uno, así como también ContentWatch Net Nanny y Kaspersky Safe Kids, por nombrar solo algunos.

Haga preguntas: es importante involucrar a los estudiantes en una conversación sobre lo que creen y sobre lo que están aprendiendo en línea. A veces, los estudiantes de esta edad intentan desconectarse de esta conversación. Si los padres y docentes continúan manteniendo abiertas las líneas de comunicación, puede ayudarlos si surge algo.

Ofrezca un espacio seguro: ¿qué deben hacer los estudiantes cuando entran demasiado? Siento que esto es realmente crítico. Los estudiantes deben saber a quién dirigirse si las cosas se están saliendo de control en línea. Podría ser una situación de chat, alguien intimidando en las redes sociales o enviando imágenes inapropiadas. En muchas situaciones, los estudiantes toman decisiones y luego no tienen una buena idea de cómo solucionarlas y no saben a dónde recurrir. Si los padres y docentes tienen una relación de confianza con los alumnos, es posible que sepan a dónde acudir si necesitan ayuda.

Es un mundo que está en constante cambio, y nuestros estudiantes están en un territorio inexplorado cuando se trata de estos problemas. Si los padres, los docentes y las escuelas pueden trabajar juntos, pueden crear un entorno más seguro para que los estudiantes crezcan y limiten los diferentes mensajes que reciben sobre la vida.

 ¿Se perdió la primera parte de esta serie sobre la Definición del Problema de la sobrecarga de información? No deje de leerlo>>

Asegúrese de suscribirse a nuestro blog para obtener más tips y trucos para ayudar a los estudiantes a navegar en el aula moderna.

Suscríbase a Nuestro Blog Educativo