La Experiencia de un Docente-Practicante: Ser un Docente Entrenador

Publicado por Kelly Bielefeld el 15 febrero, 2018
Encuéntrame en

The Student Teaching Experience_ Being A Cooperating Teacher

Tengo un amigo cuya hija acaba de comenzar su experiencia docente como practicante. Ella había conocido a la docente entrenadora por primera vez, parecía que iba bien, pero un comentario desató todo. Ella dijo: "Compartí una idea con la maestra, ¡y dijo que realmente le gustó! 

¡Qué impacto tan inmediato puede tener esto en la formación de un nuevo docente! Al validar una idea, la maestra entrenadora comenzó a construir una conexión, alentando su entusiasmo y estableciendo un tono de práctica reflexiva para el semestre. No tomó mucho tiempo, pero ya se está estableciendo una conexión positiva entre la practicante y la maestra.

La experiencia docente del practicante puede ser realmente buena o realmente mala (he sido testigo de ambos). Debido a que depende de la gran relación entre la docente entrenadora y el docente practicante, al comenzar es importante ser tan positivo y proactivo como sea posible. Estos son algunos tips útiles para que las docentes que guían y entrenan a estos nuevos docentes los tengan presente a medida que comienzan este increíble viaje:

  1. Si desea que lo escuchen, debe escuchar: puede parecer difícil: los docentes que son practicantes tienen conceptos idealistas sobre cómo se supone que "se debe" trabajar en las aulas. Gran parte de esto proviene de sus clases en la universidad. Si los docentes que entrenan no escuchan al docente practicante, el entusiasmo por la profesión se perderá rápidamente. La relación entre el docente que está estudiando y el docente entrenador es vital para el éxito, y la responsabilidad del maestro entrenador es mantener esa relación positiva.

  2. Recuerde quiénes son: Esto suena muy simple, pero es clave ver a los practicantes docentes como practicantes y docentes. Necesitan que se les dé las riendas del aula para obtener la experiencia, pero todavía son practicantes. Necesitan que se les enseñe, a veces directa y explícitamente. Es fácil caer en la trampa de tratarlos como a otro docente, pero recuerde concentrarse en enseñarles las habilidades que necesitan y perfeccionar las habilidades que ya tienen.

  3. Práctica reflexiva modelo: al principio de la experiencia del docente del practicante, el docente entrenador debe modelar cómo ajustar una lección después de reflexionar sobre ella. Esto debe hacerse en voz alta y con intención de que el docente practicante pueda ver y escuchar cómo se ve y suena.

  4. Sea honesto: esto no es lo mismo que ser cruel. Ser honesto puede hacerse de una manera respetuosa y profesional. No significa que la retroalimentación sea negativa, pero si hay algo que necesita mejorar, haga un favor al director del futuro y brinde los comentarios honestos que necesitan escuchar.

  5. Aliéntelos a expandir su conocimiento y experiencia: Tener un docente practicante puede sentirse a veces como si uno trajera una sombra. Después de unos meses, la docente entrenadora puede sentir que necesita algo de espacio. Esto es natural, pero los docentes entrenadores deben luchar contra la tentación de limitar la experiencia docente de los practicantes a "solo enseñar". Al estar abiertos a dejar que sigan el aprendizaje profesional, reuniones con la comunidad educativa y consejo escolar, así como las reuniones con los padres, los docentes practicantes ganan presencia, la cual se necesita para su carrera. Asegúrese de recordar las inquietudes de confidencialidad al hacer esto: animo a los docentes que entrenan a consultar primero con los padres esto para asegurarse que está bien que el docente alumno esté presente en una reunión.

  6. No reprima su entusiasmo: muchos docentes practicantes están muy emocionados de comenzar su experiencia, y tiene sentido por qué. Después de miles de dólares y muchas horas comprometidas para convertirse en un docente profesional, finalmente están allí. Queremos asegurarnos de que mantengan esa emoción y pasión, ya que es tan importante contar con todos los docentes. Este entusiasmo puede convertirse en ideas que probablemente sean menos que estelares. Aun así, no los desanime a intentarlo. Con una mentalidad de crecimiento real en su lugar, el fracaso es la forma en que aprendemos. Sin fallas, probablemente no nos esforzamos y esto se trata de salir de nuestras zonas de confort. Está bien que un docente practicante bombardee una lección o cometa un error, siempre que la práctica reflexiva esté en su lugar y el docente entrenador pueda ayudarlos a adaptarse para mejorar.

La enseñanza de los alumnos es una experiencia formativa para el docente practicante, pero es de esperar que el docente entrenador también pueda aprender de ella. Al recordar algunos de estos útiles tips, el docente entrenador puede apoyar al docente practicante a medida que inicia una profesión increíble y una carrera larga y exitosa.

¿Busca apoyo adicional, ideas y consejos de otros educadores? Únase a MimioConnect, una comunidad de educadores en línea que le permite compartir ideas, lecciones y mucho más.

Únase a Nuestra Comunidad de Educadores en Línea

PUBLICACIONES RELACIONADAS