Aprendizaje, imaginación y juego

Publicado por Ligia Olmedo Santillana el 15 mayo, 2017
Encuéntrame en

AprendizajeImaginacionYJuego2.png

El docente juega un papel crucial en el aula puesto que es quien trabaja para lograr que el alumno adquiera un aprendizaje significativo. Al despertar la imaginación se activa la emoción y la memoria (lo cual eleva la posibilidad de un aprendizaje a largo plazo).

“La imaginación es más importante que el conocimiento, porque mientras el conocimiento marca todo lo que está ahí, la imaginación apunta a todo lo que va a estar”. Einstein

Algunos docentes pretenden tener un grupo quieto, que le escuche, trabaje de manera homogénea, sin embargo, la imaginación y el uso de la creatividad promoverá que el pensamiento flexible y dinámico aparezca.

El uso de dinámicas, juego y humor dentro del aula pueden ser una vía para manifestar estas situaciones dentro del aula (logrando que los aprendices entren en un estado de ánimo positivo para el aprendizaje).

Por otro lado, la autora Luz María Ibarra dice “el juego es la expresión instintiva de todas las actividades humanas y prepara al niño para enfrentar problemas futuros”; esta frase no solo aplica a los niños pues los adultos también tendrán oportunidad de hacer por ensayo y error si se propone el juego como parte de su aprendizaje.

El juego da felicidad, este es una oportunidad para educar, que permite aprender desde conceptos y valores, hasta reglas, disciplina y orden; es imprescindible que los docentes jueguen con los alumnos para inculcar valores y aprendizajes al mismo tiempo (teniendo mayor éxito e incremento en el interés sobre el tema planteado).

Además, el juego representa la integración total de la mente y el cuerpo por ello aprendemos más mientras nos estamos moviendo y disfrutando de determinado momento. El juego es la actividad en donde el individuo mantiene la atención, ocupándose en construir y reinventar (gran parte del saber humano se aprende mientras se juega).

Actualmente los niños han perdido las ganas de jugar, tal vez porque el niño se vuelve adulto cuando todavía es un niño, o porque el adulto no sabe cómo crear las condiciones para que de verdad juegue el niño.

“El juego representa la integración total de la mente y el cuerpo, pues aprendemos mejor jugando”.

Fomentar la creatividad y el juego con los alumnos puede impulsarles y motivarles a:

  • Interactuar de formas distintas
  • Crear un espacio agradable
  • Tener libertad de ser ellos mismos

La diferencia en la dinámica escolar será clara pues se podrán compartir ideas y aprender unos de otros en un ambiente donde se contribuye y disfruta al mismo tiempo.

¿Qué juego podríamos inventar hoy para aprender dentro del aula?  Por favor, comparte con nosotros a continuación.                         

  

PUBLICACIONES RELACIONADAS