Aprendizaje Socio-Emocional en el Aula

Publicado por Kristy Nerstheimer el 29 noviembre, 2017

AprendizajeSocioEmocionalEnElAula.jpg

El aprendizaje socio-emocional (SEL por sus siglas en inglés Social-Emotional Learning) es importante en el aula de hoy en día. Los estudiantes necesitan que se les enseñe a manejar sus emociones para ser miembros contribuyentes de la sociedad. Los estudiantes no siempre vienen a la escuela equipados con estas habilidades, lo que hace que nuestro trabajo de enseñarles sea aún más importante.


5 Principales Habilidades del Aprendizaje Socio-Emocional

Hay cinco habilidades y competencias importantes del aprendizaje social-emocional: autoconciencia, autogestión, conciencia social, habilidades de relación y toma de decisiones responsables. La premisa básica detrás de estas competencias centrales es que la enseñanza del bienestar emocional conducirá al éxito académico. Cuando los niños se sienten amados y seguros, sus cerebros están más preparados y son capaces de aprender en todo su potencial.


Aquí hay seis maneras rápidas y fáciles de implementar el Aprendizaje Socio-Emocional en su clase hoy:

  1. Familia Escolar
    Haga que los alumnos traigan una foto familiar para compartir con la clase. Por lo general, hago esto al comienzo del ciclo escolar, pero puede comenzar en cualquier momento. Hágales preguntas y muestre interés por los miembros de su familia y cuelgue estas imágenes en un tablero de anuncios para que puedan ver esta conexión entre el hogar y la escuela a diario.

    A medida que enseñe y desarrolle su entorno del aula, los alumnos aprenderán que todos son parte de su "familia de la escuela". Muestre esto colgando fotos de los estudiantes y las actividades de clase cerca de las fotos de la familia. Puede cambiar estas imágenes durante todo el ciclo. Colgué todas estas imágenes cerca de las reglas de la clase como un recordatorio para mis alumnos de que seguir las reglas o normas del aula es la forma en que trabaja nuestra familia escolar, haga que las fotos de las familias permanezcan visibles durante todo el ciclo para recordarles esa conexión importante. Además, generalmente les hace sonreír cuando ven que sus seres queridos los observan todos los días.

  2. Salude a los Estudiantes
    Párese en la entrada (o coloque su área de trabajo cerca de la puerta) y cuando los estudiantes entren todos los días, asegúrese de saludarlos. Mírelos a los ojos y deles los buenos días por su nombre. Tenga un apretón de manos especial con ellos. Tenga en cuenta que cuando pierden un diente, se ponen zapatos nuevos o se cortan el pelo. Inmediatamente le está diciendo a sus alumnos que le importa y que todos comienzan el día con el pie derecho.

    Después de saludar a mis alumnos personalmente, los veo sonreír mientras cuelgan sus mochilas. También me permite saber quién ha tenido una mañana difícil en casa; por lo general, les puedo dar a esos niños un poco de pláticas extra durante el día o incluso separarlos para descubrir cualquier preocupación que puedan tener. A veces puedo tener a esos estudiantes parados a mi lado y ayudarme a saludar a los demás o ir a tomar algo (por alguna razón, darse un tiempo para tomar un trago de agua parece ayudar a mis alumnos a recuperar el enfoque).

  3. Atrápelos Siendo Buenos
    Ofrezca palabras de aliento a todos los estudiantes en algún momento del día (especialmente aquellos que desafían a los estudiantes, a menudo lo necesitan más). Sea específico al ofrecer sus palabras. Los estudiantes no necesariamente procesan el término "buen trabajo", sino que dicen "buen trabajo al escribir su nombre / calcular los problemas matemáticos / etc.".

    Además, cuando vea un acto de bondad de un alumno a otro, hágaselos saber. A veces detengo a toda la clase con un fuerte suspiro (por lo general piensan que algo malo acaba de pasar), tomo mi cámara para tomar una foto y la agrego a nuestro tablero de fotos. Esto a menudo inicia una serie de actos amables. Continúo tomando fotos o, si no tengo mi cámara a la mano, imito la acción con los dedos, lo que al menos les permite saber que se notó el acto amable.

  4. Tablero de Felicitaciones
    Destaque a dos o tres estudiantes cada día en una pizarra y pida a los otros estudiantes que escriban elogios sobre esos estudiantes. Ni siquiera tiene que tomar tiempo de sus instrucciones para leerlos, ¡pueden leer los comentarios por sí mismos!

    Para los estudiantes más jóvenes, pídales que se pongan de pie y formen un círculo y se turnen para poner a dos o tres estudiantes en el centro, dándoles a los otros estudiantes la oportunidad de decir algo amable sobre ellos. Esto ayuda a construir relaciones positivas entre los estudiantes.

  5. Solucionadores de Problemas
    Es muy importante enseñarles a los estudiantes cómo manejar sus emociones cuando enfrentan problemas. Enseñe a los alumnos a respirar profundo, usar sus palabras en lugar de sus manos y cómo escuchar. Les digo a mis alumnos que primero intenten usar sus palabras cuando manejen un problema, pero si eso no funciona, acudan a hablar conmigo (o un solucionador de problemas estudiantil previamente aprobado) para ayudar a resolver el problema.

    Si un alumno viene a hablar con usted sobre un problema, escuche y recuerde que es posible que no esté totalmente equipado para resolver algunos problemas por su cuenta. Es importante no ignorarlos como chismes: tenemos que detenernos y escuchar lo que nos dicen. Esto los ayuda a sentirse escuchados y comprendidos. Al principio, esto puede parecer una pérdida de tiempo, pero enseñarles cómo enfrentar sus problemas de manera apropiada automáticamente se prestará a la independencia.

  6. Cierre
    Al final del día, tome alrededor de 5-10 minutos para el cierre. Hable sobre el día -comience diciendo algo positivo, como que todos trabajaron muy duro juntos en ese proyecto de ciencia o señalar un acto amable entre los estudiantes. Si hubo un problema del día, solo dedique uno minuto o dos hablando de ello y sigua adelante, asegurándose de que mañana será un día mejor.

    También puede dejar que cada alumno diga algo acerca del día (sin presión sobre aquellos que no quieren hablar) o cualquier otro pensamiento que pueda tener en mente. Tengo que limitarlos a un solo pensamiento para que no se me acabe el tiempo. Luego termine el día con una canción y un apretón de manos, un abrazo o un puño mientras salen del aula. Terminó el día con una nota positiva y los envió a casa con una sonrisa y cálidos pensamientos.


¡Practicar Diario Nos Permite Lograr la Perfección!

Tomarse el tiempo cada día para incorporar el aprendizaje social y emocional en su clase beneficiará a todos. Esto les enseñará a sus alumnos cómo cultivar relaciones positivas y saludables, lo que creará armonía en su clase y mejorará la cultura y el clima de su escuela. En última instancia, estas habilidades ayudarán a los estudiantes a prosperar en la vida. Equipar a nuestros estudiantes con el conocimiento y el poder para manejar sus emociones, los capacitará para graduarse de la secundaria, continuar su educación y seguir una carrera.

Manténgase al día sobre el Aprendizaje Socio-Emocional, otras mejores prácticas y consejos al suscribirse a nuestro blog dirigido para educació. Obtenga las últimas noticias, tendencias y perspectivas entregadas directamente en su correo electrónico. Suscríbase hoy! >>

Suscríbase a Nuestro Blog Educativo