Desastres Naturales y las Escuelas

Publicado por Holly Fritz-Palao el 16 noviembre, 2017
Encuéntrame en

DesastresNaturalesYEscuelas.png

Para muchos países de Latinoamérica –y de todo el mundo- ha sido un año diferente. Cada desastre en cada país causó estragos, causando daños incalculables y el cierre de miles escuelas.

Los efectos de estos desastres naturales son poderosos recordatorios de que, sin importar el desastre, la necesidad de ayuda es la misma para las víctimas más vulnerables de los desastres naturales: los estudiantes.

 

Haciendo que la Reapertura de la Escuela Sea una Prioridad

Las escuelas les dan a los niños más que una educación académica; proporcionan una rutina constante, apoyo social, habilidades para la vida y, a veces, incluso comidas. Cualquier interrupción a esas conexiones puede ser muy angustiante para los estudiantes, así como para usted y sus colegas. La reapertura de las escuelas, cuando sea segura, debería ser una de las principales prioridades de los esfuerzos de socorro en casos de desastre. Desafortunadamente, hay instancias donde las instalaciones educativas se destruyen y la recuperación a menudo puede ser lenta.

Estar preparado para los desastres, contribuye en gran medida, en reducir el impacto de un desastre natural en educación. Este podría ser un buen momento para familiarizarse con los planes de su escuela, pero no olvide tener un plan para su hogar y su familia también.

 

Planificación para Desastres

El riesgo constante de desastres naturales -junto con una aparición aparentemente creciente de desastres provocados por el hombre- ha subrayado la necesidad de que las escuelas cuenten con planes de desastres diseñados exclusivamente para la cultura escolar y la interacción con la comunidad en general.

Estar conscientes de un plan de desastre escolar optimizará la capacidad de la comunidad para mantener la seguridad de su población por edad en caso de una crisis en la comunidad o dentro de una comunidad mayor. Es importante señalar que existe un vínculo fundamental entre la preparación para casos de emergencia cotidianos y la preparación para desastres. Las escuelas que están bien preparadas para una emergencia individual que involucre a un estudiante o miembro del personal tienen más probabilidades de estar preparados para eventos complejos como desastres en la comunidad.

Hay organismos dentro de su estado/localidad que puede ayudarlo a prepararse para desastres y emergencias con el fin de minimizar los riesgos para su escuela y su comunidad. Los desastres y las emergencias pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. Es por eso que estas organizaciones alientan a todos los hogares a convertirse en un "organismo listo" para manejar una crisis. Si su cuerpo docente y el personal están preparados para una emergencia en el hogar, cualquier emergencia que enfrente puede tener un efecto menos perjudicial en el trabajo. El conocimiento y las habilidades que desarrollan se pueden llevar al aula para ayudar a los estudiantes y a las familias a estar mejor preparados.

Hay organizaciones que trabajan en estrecha colaboración con las escuelas y las organizaciones que prestan servicios a los jóvenes para crear conciencia sobre los riesgos de desastres y aumentar la resiliencia entre los jóvenes. Sus materiales de preparación –que además son apropiados para su edad- incluyen actividades atractivas y pasos de acción fáciles que sus estudiantes encontrarán tanto divertidos como efectivos.

 

La Preparación es Clave

Las pautas claras son solo una parte del proceso. Las escuelas también deben tener los recursos y la experiencia para implementar planes de desastres. Aquí hay algunos recursos que usted puede considerar para cuando la Madre Naturaleza golpea:

  • Los pediatras pueden desempeñar un papel importante en el desarrollo y la ejecución de estos planes como proveedores médicos en el hogar y médicos de la escuela.

  • Si desea obtener más información en línea sobre cómo manejar una crisis por desastres naturales, busque en la página de educación del gobierno de su país, seguramente encontrará algo de esto.

  • Existen Centros para el Control y la Prevención de Desastres que pueden tener una extensa lista de recursos. Seguramente usted podrá encontrarlo en algín recurso del gobierno de educación de su país.

 No hace falta decir que los desastres naturales y otras emergencias pueden ocurrir en cualquier momento, y cuando suceden en la escuela, todos deben estar preparados para manejarlos de manera segura y efectiva. Los administradores, docentes, personal, padres y estudiantes pueden trabajar juntos para promover y mantener la seguridad en toda la escuela y minimizar los efectos de las emergencias y otras situaciones peligrosas.

¿Tiene alguna idea o recurso que haya utilizado para ayudar a manejar desastres naturales en su escuela o comunidad? Lo invitamos a compartirlo con nosotros en la parte de abajo. Y para estar al día con la información más reciente en educación y tecnología, ¡suscríbase hoy a nuestro blog Educativo de Boxlight!

Suscríbase a Nuestro Blog Educativo