Estrategias para el Estudiante Desafiante

Publicado por Kristy Nerstheimer el 08 febrero, 2018

Estrategias-para-el-Estudiante-Desafiante

La proverbial rueda de hámster es una constante en la vida de un docente. Aceptamos todo y cualquier cosa que se nos presente: nuevo plan de estudios, exámenes estandarizados, planificación de lecciones, calificación en papel, tableros de anuncios, materiales para el aula, tecnología, etc. Pero la mayoría de los docentes le dirán que la parte más difícil de la enseñanza es un estudiante desafiante o también conocido como retador. Existen diversas definiciones de un estudiante desafiante, como hablar incesantemente, no puede quedarse quieto o ser apático, desenfocado, perturbador o desafiante. Este año tengo tres, puede sentirse como un año largo, pero aquí hay algunas estrategias que pueden ayudarlo con los estudiantes desafiantes en su clase:

  1. Conéctese con el Alumno: Aunque parezca difícil, es imprescindible que encuentre la manera de conectarse con sus alumnos desafiantes. Estos estudiantes a menudo son los más difíciles de amar, pero son los que más necesitan nuestro amor. A veces pinto la sonrisa más grande que puedo reunir para demostrar que me importa. Muchos estudiantes desafiantes caminan por la puerta de nuestra aula con tantos sentimientos negativos sobre la escuela: es difícil sentirse bien con respecto a la escuela si constantemente se les reprendía día tras día. Hable acerca de los intereses de los estudiantes, permítales ser un ayudante, refuerce los comportamientos positivos, y dele un abrazo o dele cinco con la mano. Hágales saber que usted se preocupa por ellos tanto como los otros estudiantes en su clase.

  2. Tener Expectativas Claras: para tener una gestión exitosa del aula, necesita tener un sistema con expectativas claras establecido para todos sus alumnos. Habiendo dicho eso, no puede identificar cada comportamiento con sus estudiantes desafiantes. Esto le agotará y creará animosidad, así que trate de concentrarte en uno o dos comportamientos a la vez. Por ejemplo, con uno de mis estudiantes desafiantes, me estoy enfocando en no ser frío con otros estudiantes y no ser desafiante. Otro estudiante está trabajando en enfocarse y completar tareas. Ambos tienen las mismas consecuencias, pero diferentes comportamientos sobre los que trabajar. Una vez que avancemos un poco con esos comportamientos, podemos pasar al siguiente conjunto de comportamientos. También hablo mucho sobre lo que significa ser un buen amigo / alumno, así como enseñar a mis alumnos la educación del carácter. Los estudiantes necesitan que se les enseñe lo que se espera y cuáles son las consecuencias cuando las expectativas no se cumplen.

  3. Conferencias con los padres: es muy importante reunirse con los padres lo antes posible. Siempre comience la conferencia con algunos aspectos positivos antes de sumergirse en cualquier problema. Los padres deben sentir que usted está trabajando con ellos en lugar de estar en contra. Siempre les digo a mis padres que quiero lo mejor para sus hijos, como lo hacen ellos. Sea positivo, pero directo. Los padres necesitan saber exactamente qué preocupaciones tiene. Recomendar ayuda psicológica o de nutrición es un tema delicado: es posible que desee hacer preguntas sobre la dieta, el sueño, etc. Puede haber algunas formas rápidas y relativamente fáciles de corregir el comportamiento con un cambio en la dieta o el sueño, pero eso es algo que el médico debe decidir. Es cierto que habrá algunos padres que pueden necesitar escuchar la información año tras año para procesar realmente lo que está sucediendo con sus hijos. Aún así, haga su parte y hágaselo saber. Construir una relación positiva con los padres es fundamental para ayudar a sus estudiantes desafiantes. Una vez que los padres creen que pueden confiar en usted, es más probable que escuchen.

  4. Piense Fuera de la Caja: Parte de la razón por la cual estos niños son desafiantes, es porque no hay una sola manera de resolver el problema (s). A veces siento que Mary Poppins hurga en mi bolsa mágica en busca de soluciones. Use sus recursos: solicite ideas a un trabajador social / consejero, colegas o ex docentes. Para los niños que no pueden quedarse quietos, brinde asientos flexibles o toque canciones que les permita estar en acción y déjelos moverse. Para los que hablan mucho, permítales momentos en los que puedan hablar con amigos. Puede que tenga que cavar profundo para encontrar otras soluciones, ¡pero continúe cavando! Uno de mis alumnos no puede el horario del lunch; come durante diez minutos y luego está distraído completamente. Entonces, encontré a un estudiante mayor para que fuera su compañero en el lunch. A él le encanta porque recibe atención uno a uno, y no lo he hecho parecer como un castigo. ¡Me encanta porque realmente puedo tener un almuerzo tranquilo!

  5. Apoyo del Compañero de Clase: es importante tener a los otros estudiantes de su lado, por así decirlo. Cuando un alumno desafiante se muestra perturbador, violento o desagradable con un compañero, a menudo le pregunto al compañero cómo se siente. En el fondo, todo el mundo quiere un amigo, y solo escuchar cómo su comportamiento hace que un compañero se sienta realmente puede ser efectivo. Por otro lado, también les enseño a mis alumnos a alentar comportamientos positivos también. Cuando mis desafiantes estudiantes muestran signos de mejora, todos lo celebramos con cinco palabras o palabras de afirmación. Y en algunas ocasiones, si los estudiantes desafiantes se han ido, he hablado con mi clase sobre esos estudiantes para ofrecerles consejos y aliento para ayudarlos a encaminarse por el camino correcto. También vincularé a mis desafiantes niños con modelos a seguir positivos, lo cual me resulta de gran ayuda. Sin embargo, asegúrese de compartir el amor y mover y mover a los niños con frecuencia para que no haya un solo alumno con la carga.

  6. Manténgase a Raya: entiendo completamente que quiero perder la paciencia, pero no lo hago. Recuerde que usted es un adulto y solo son niños tratando de aprender. Permanezca tranquila(o), constante y amorosa(o). Siente a los estudiantes cerca de usted o mejor aún, lejos de usted. Ignore esos comportamientos que simplemente se meten debajo de la piel, como chasquear incesantemente o tocar una superficie con un lápiz. Váyase a casa y platique con un amigo (¡o vinito!), pero no deje que lo consuma. Concéntrese en los otros estudiantes que la(o),  hacen sonreír todos los días. Concéntrese en cualquier progreso que haya hecho y asegúrese de cuidarse a si mismo con una dieta adecuada, dormir y hacer ejercicio.

  7. No es Fácil tener Estudiantes Desafiantes: Fue bueno para mí escribir este artículo para recordarme dar un paso atrás y enfocarme en lo que funciona. Creo que seguir estas estrategias puede ayudar a asegurar un año exitoso; me funciona y también puede funcionar para usted. Entonces, enciéndase y recuerde por qué estamos aquí: los estudiantes. Y a pesar de que todos amamos a esos seguidores de la regla y a los trabajadores más exigentes, también hay un lugar especial en nuestros corazones para los estudiantes desafiantes. Muchas veces, nos ayudan a crecer como docentes, al igual que los ayudamos a crecer como estudiantes.

Para obtener más tips útiles sobre enseñanza, ¡asegúrese de suscribirse a nuestro blog de educadores hoy mismo!

Suscríbase a Nuestro Blog Educativo