Mimio Educator

El Presupuesto del Tiempo de Instrucción

Posted by Kelly Bielefeld on Wed, Apr 17, 2019

Budgeting_Instructional_Time

Como la mayoría de los adultos saben, crear un presupuesto es un paso importante para tener estabilidad financiera. Puede sentirse como una decepción a veces, pero es lo responsable. 

La razón por la que necesitamos un presupuesto es bastante simple: la planeación. Queremos tener alguna capacidad para controlar y planificar nuestra asignación durante un período de tiempo. Sin un presupuesto, podemos quedarnos sin dinero al final del mes y podríamos tener dificultades para ahorrar para compras más grandes o importantes.

El tiempo de instrucción en un aula es muy parecido a un cheque de pago. Hay una cantidad asignada al inicio, y tomamos decisiones sobre cómo gastamos ese tiempo a medida que avanzamos. Sin un buen plan, es fácil hacer asignaciones que no representan nuestras metas y aspiraciones. 

Creando (y Ajustando!) el Presupuesto

Como cualquier buen planificador financiero te dirá, los presupuestos deben ser monitoreados y ajustados a medida que pasa el tiempo. Un gran plan es un gran comienzo, pero cuando se rompe una llanta o se rompe una tubería, el plan tendrá que ser ajustado. Lo mismo ocurre en el aula: no podemos crear un presupuesto de largo plazo o anual al comienzo del año y nunca volver a verlo. Tiene que ser algo que impulsa lo que hacemos y enfoca nuestro comportamiento. 

Esta metáfora es bastante sencilla. Piensa en cada hora de tu año escolar como un dólar. Los docentes pueden obtener cinco dólares por hora y por día si tienen suerte. Cinco dólares por ocho horas durante 180 días escolares es al rededor de USD$7,200 para un año escolar total. Ahora empezamos a hacer el presupuesto: ¿cuánto de eso debería ser por leer, cuánto deberían ser por las habilidades sociales y cuánto debería ser el por el aprendizaje cooperativo o la integración tecnológica? A medida que dividimos el año y pasamos una hora aquí y allá, podemos ver cuán valioso es realmente el tiempo en el aula

Hay dos ideas que se ajustan a esta metáfora sobre cómo podemos ayudar a facilitar un presupuesto educativo ajustado. El primero es agregar más tiempo (obtener un aumento) y el segundo es ahorrar más tiempo (reducir costos y gastos).

Añadiendo Tiempo

A veces en nuestras vidas, podemos sentir que necesitamos un aumento. En el mundo del dinero, podríamos ahorrar con el tiempo o conseguir un segundo trabajo (por ejemplo, ¡algo así como escribir artículos de blog para una increíble compañía de tecnología)! ¿Cómo se compara esto con hacer lo mismo en el aula? Aquí hay algunas maneras en que puede encontrar más tiempo:

  • Tarea: Puede ser una mala palabra en educación, especialmente para los estudiantes más jóvenes, pero la tarea puede tener el lugar en el aula para los estudiantes de secundaria. Puede ser una excelente manera para que los estudiantes practiquen conceptos que necesitan más trabajo (piensa en matemáticas) fuera del día de clase. Si esta es una manera de ganar más tiempo valioso de instrucción, asegúrate de que la tarea sea significativa y valiosa.

  • Extender el día de manera creativa: los momentos antes o después de la escuela son buenos para ayudar a que los niños obtengan lo que necesitan; esto puede funcionar tanto para la recuperación como para el enriquecimiento. Otras horas del día, incluso el almuerzo, pueden usarse para ayudar a los estudiantes que necesitan revisar el material por segunda vez.

  • Cambiando el aula: Esto requiere una configuración del docente, pero es una excelente manera de maximizar el tiempo de instrucción. Los docentes pueden crear videos instructivos sobre un concepto que los estudiantes pueden usar para enseñar de antemano la lección o repasar un concepto por segunda vez si el estudiante lo necesita.

Ahorrando tiempo

Si un docente necesita ahorrar tiempo en lugar de obtener un aumento, también hay opciones para eso. Aquí hay algunas maneras de ahorrar tiempo:

  • Avanzar un poco más rápido: pasar algún material más rápidamente puede parecer un sueño imposible, pero es posible. A menudo les digo a los docentes que no todos los estándares son creados igualmente. Algunos estándares importan mucho más que otros, por lo que para los estándares que no importan tanto, tal vez se requiera menos tiempo. Después de enseñar en un sistema durante algunos años, los docentes pueden trabajar sobre los temas que los alumnos deben saber fácilmente y cuáles necesitarán más tiempo para cubrirlos. 

  • El "efecto latte": si este término es desconocido, el concepto de presupuesto es bastante simple: el pequeño costo del latte cada día se acumula con el tiempo. Al cortar un café cada día, las personas pueden ahorrar una gran cantidad de dinero con el tiempo. ¿Cuál es el equivalente de un café con leche en el aula? Podría ser una serie de cosas, pero los docentes deben considerar los tiempos de transición, los períodos de transición, las rutinas y los procedimientos. Estas pequeñas cosas se acumulan con el tiempo y pueden ayudar a ahorrar tiempo a largo plazo. 

El presupuesto del tiempo en el aula puede ser un proceso importante para que todos los docentes lo consideren. ¡Cada minuto del día de instrucción vale mucho, por lo que los docentes deben pasarlos sabiamente!

¿Quieres más consejos de enseñanza como este entregados directamente en tu bandeja de entrada? ¡Suscríbete a nuestro blog de Educadores hoy!

SUSCRÍBASE AL BLOG DE EDUCADORES

Topics: Blog Educativo, Tips para docentes

Subscribe

Recent Posts

Posts by Topic

see all