Serie Sensorial Parte 2: Diseñando un Aula Sensorial Sensible

Publicado por Kelly Bielefeld el 11 octubre, 2017
Encuéntrame en

SeriesSensorial_Parte2.png

En la Parte 1 de la Serie Sensorial, hablamos de satisfacer las diversas necesidades sensoriales de los estudiantes. El entorno de la clase juega un papel importante -y cuando se trata de establecer un aula, hay tantas cosas a considerar. Los docentes tienen que encontrar un lugar para que todos se sienten, pensar en el flujo dentro del aula, el espacio para la tecnología, la ubicación de la pizarra táctil MimioBoard y dónde poner los pañuelos. ¡Uf! Y esto ni siquiera toca la superficie.

Después de todo lo que se acomoda y ordena, debemos considerar y evaluar otra  cosa muy importante: ¿Cómo manejar a los estudiantes con problemas de procesamiento sensorial dentro de mi aula? ¿Se van a satisfacer sus necesidades? ¿Hay cosas que podría hacer para evitar que surjan situaciones después? ¿Cómo puedo ser tan sensible como sea posible para satisfacer sus necesidades?

Conciencia Sensorial

Si no está seguro de los diferentes tipos de necesidades sensoriales que algunos de nuestros estudiantes tienen, asegúrese de leer nuestra breve descripción del trastorno del procesamiento sensorial y el autismo en la Parte 1 de la Serie Sensorial. Esta visión general puede ayudarle a ver los objetivos "en una foto grande" de un ambiente sensible sensorial, así como parte de la información de fondo detrás de las diversas condiciones.

Por lo tanto, para no dejar piedra sin mover, vamos a echar un vistazo a las diferentes necesidades sensoriales que los estudiantes pueden tener y cómo podemos establecer -de manera proactiva- un aula que permita -de la mejor manera posible- a todos los estudiantes la oportunidad de tener éxito:

  • Tacto: Cuando se trata de tocar, los estudiantes pueden tener una variedad de necesidades. Algunos estudiantes tendrán la necesidad de tocar ciertas texturas, mientras que otros estudiantes tendrán la necesidad de no tocar ciertas texturas. Para algunos estudiantes, los docentes necesitan poner cosas que puedan tocar en su lugar para que puedan satisfacer sus necesidades táctiles. Esto podría incluir un pedazo de velcro debajo del escritorio o herramientas específicas para la inquietud. Estos artículos ayudan a los estudiantes con necesidades sensoriales y aquellos que luchan por concentrarse en el aula. 

    Los docentes también deben considerar cómo los objetos pueden hacer sentir a los estudiantes que no les gusta en la entrada sensorial de los elementos que los tocan. Piense en cosas como uniformes PE, camisas de pintura de arte, o pinnies que se usan en camisas durante un juego. Si un estudiante es sensible a la ropa así como texturas ajenas en su piel, algunos de éstos pueden mostrar una reacción. Estos son sólo algunos ejemplos rápidos de cosas a considerar.
  • Olor: Desafortunadamente, muchos olores en el aula no pueden ser controlados por el docente. El primer paso es detectar esto y ayudar a los estudiantes que puedan surgir con estos problemas. Los estudiantes que son sensibles a los olores y tienen reacciones de ellos son bastante raros, pero sucede.

    Algunos elementos que los docentes deben considerar cuando se trata de sensibilidad con olores, incluyen suministros de limpieza utilizados para las mesas, ventanas abiertas para las alergias y otros olores en el aire, e incluso los tipos de marcadores que utilizan. Si los estudiantes todavía luchan con esto, usar un filtro de aire en la habitación puede ayudar a mantener el aire limpio.

  • Gusto / Motor Oral: Los estudiantes con necesidades sensoriales en el área del gusto no suelen impactar el aula. Estos estudiantes traerán sus propios almuerzos a la escuela y a menudo tendrán una dieta limitada o controlada. Aun así, tener en cuenta los gustos importantes de los estudiantes durante las fiestas, fiestas de cumpleaños, y otras épocas del año es importante. También hay algunos estudiantes que tienen necesidades de motor oral independiente de las necesidades gustativas - estos estudiantes utilizarán collares de mascar u otros dispositivos para ayudar a satisfacer sus necesidades de motor oral.

    En una nota lateral, los estudiantes con alergias severas tienen necesidades muy diferentes que los estudiantes con problemas sensoriales, pero algunas de las notas en la sección de "sabor" todavía se aplican. Las mejores prácticas de los alimentos etiquetados, la precaución acerca de la exposición a sabores y alimentos desconocidos y un ambiente limpio y desinfectado son aplicables a un aula libre de alergia, al igual que para estudiantes con necesidades sensoriales gustativas.

  • Sonido: Este puede ser de suma importancia para los estudiantes, y es -probablemente- la necesidad sensorial más común en el aula. Los estudiantes pueden tener sensibilidad al volumen, tono, o incluso diferentes tipos de voz. Una vez tuve un estudiante que respondía de manera muy diferente a cualquier voz masculina que lo hizo con cualquier voz femenina.

    Hay varias cosas a considerar cuando se piensa en los sonidos alrededor del aula. Las chicharras de entrada-recreo-salida, y en las escuelas más viejas esto puede hacer mucho ruido. Las alarmas de incendio y las campanas de la escuela pueden ser muy estimulantes para los estudiantes con problemas sensoriales. Observar de cerca aquello que hace que los estudiantes reaccionen, puede ayudar a los docentes a aprender qué estructuras poner en práctica. Aquí hay un gran recurso de Understood.org para obtener otras ideas para ayudar en esta área.

  • Visión: La mayoría de los estudiantes que tienen problemas sensoriales que se tratan de problemas de visión, tienen problemas con la tecnología. El brillo y parpadeo de una pantalla puede ser algo muy molesto para los estudiantes que tienen problemas sensoriales. Otras consideraciones serían el tamaño del texto y la capacidad de un alumno para controlar cómo lo leen (iluminación, tamaño, color, etc.).

    Esto puede parecer una abrumadora serie de consideraciones, pero los docentes pueden confiar en sus equipos de apoyo. Los padres tendrán una buena idea para ayudar a sus estudiantes. Los proveedores de educación especial -como terapeutas y fisioterapeutas- podrán ayudar con sistemas de apoyo, intervenciones y tecnología adaptativa. Al trabajar juntos, el equipo puede crear un plan para el éxito para cada estudiante.

No se pierda la Parte 3 de la Serie Sensorial, que detallará las grandes herramientas tecnológicas para la sensibilidad sensorial. ¡Suscríbase hoy al blog Educativo de Mimio para mantenerse informado cuando esté disponible el último post de esta serie!

Suscríbase a Nuestro Blog Educativo