Reclutar para la Profesión  de Enseñanza y para Su Escuela

Publicado por Kelly Bielefeld el 22 agosto, 2018
Encuéntrame en

SeBuscanDocentes

La enseñanza es una profesión maravillosa. Incluso lo llamaría la mejor profesión. Está lleno de desafíos como cualquier otro campo, pero en realidad no hay nada como eso.

Independientemente de si estamos enseñando a estudiantes de cinco años o profesionales de cincuenta años, la enseñanza comienza con la falta de conocimiento o habilidad y termina con algo que ha ganado el individuo que no se puede quitar. La educación abre puertas, aumenta las oportunidades y nos hace a todos mejores, seres humanos más completos.

Es verdad que el aula no se siente así todos los días. El papeleo y las reuniones nos distraen de la línea de fondo de aprendizaje y crecimiento de los niños. En las últimas décadas, la cantidad de "otras cosas" que los educadores deben preocuparse y hacer ha aumentado considerablemente.

¿Podemos Pagar Educadores de Calidad?
Como resultado, nuestra profesión ha tenido éxito. Se están jubilando más educadores que aquellos que ingresan al campo, y muchas personas solo enseñan unos pocos años antes de pasar a otras opciones de carrera. Los presupuestos estatales disminuyeron, al igual que los salarios y beneficios. Los costos del seguro aumentaron, y como resultado, muchos educadores con experiencia han tenido salarios estancados año tras año. 

Como un estudiante universitario o un adulto mayor que está considerando un cambio de carrera, puede ser difícil mirar nuestra profesión y querer unirse. Todos estos factores negativos pueden sumarse a la falta de personas de calidad que ingresan al campo. Los datos muestran que ya comenzó a pasar factura.

Conseguir Educadores Potenciales
¿Entonces, qué podemos hacer? Todos aquellos que amamos la profesión y sabemos cuán grande puede ser, necesitamos animar a otros a considerar unirse a nosotros. Aquí hay algunas ideas:

  • Hablando en público: Una señal reveladora de estar en la profesión equivocada es desalentar activamente a tus propios hijos al considerar el campo en el que trabajas actualmente. Todos debemos tener sentido en lo que hacemos, y si eso falta en una profesión vital como la educación, algo necesita cambiar. Si los educadores fueran consistentemente positivos acerca de la enseñanza, no tendríamos problemas para reclutar nuevos educadores.

  • Invítalos a: Para algunos, hay un misterio sobre lo que sucede en el aula. La mayoría recuerda lo que es ser un estudiante, pero ¿cómo es realmente el "trabajo" de un educador? Necesitamos invitar a estudiantes de secundaria o aquellos que cambian de carrera a nuestras aulas para ver cómo es "detrás de escena". Para algunos educadores, les encanta esta parte de la enseñanza: la planificación, las unidades temáticas, los tableros de anuncios, etc. Ver esta parte del trabajo podría ser lo que engancha a un futuro educador para unirse a una escuela.

  • El por qué nos motiva: si le preguntaras a la mayoría de los docentes por qué hacen lo que hacen, te hablarían sobre la diferencia que hacen en las vidas de los niños y en el futuro de nuestro mundo. Si un extraño nunca ha experimentado esto, puede sonar florido e idealista, pero es realmente cierto. Todos los educadores tienen historias de estudiantes que tuvieron problemas, estudiantes que cambiaron sus vidas, estudiantes que comenzaron a amar la escuela, y así sucesivamente. Estas son historias reales de situaciones reales. Los niños necesitan campeones en el aula, y todos los niños tienen el potencial para un gran futuro. Es un honor ser parte de eso y una razón muy motivadora para levantarse e ir a trabajar todas las mañanas.
     
  • Enfócate en lo positivo: más allá del "por qué" mencionado anteriormente, el trabajo en sí es bastante bueno. Por ejemplo, hay una gran estabilidad en la profesión. La mayoría de las escuelas ofrecen descansos prolongados de algún tipo, ya sea durante el verano o periódicamente durante todo el año. La profesión atrae grandes personalidades, por lo que muchas escuelas tienen una cultura divertida de adultos con quienes trabajar. Cada día trae nuevos desafíos y oportunidades para crecer, y algunos de nosotros amamos las áreas de contenido que enseñamos. Tener la oportunidad de trabajar con el contenido que amamos todos los días es una gran ventaja.

  • Cuando "la luz se enciende": la mayoría de los educadores admitirían que la razón principal para amar su profesión es cuando vemos que "la luz se enciende" en la mente de un alumno. Esa sensación de ayudar a alguien a entender algo que antes no entendía, no hay nada como eso. Esto es enseñar, y esto es lo que los educadores aman de nuestro trabajo.

Cada trabajo tiene su lado negativo, pero realmente espero que todos encuentren una profesión en la vida que aman, sin importar lo que sea. Si nunca ha considerado la enseñanza como una profesión, busque un salón de clases y compruébelo, ¡creo que le encantará!

¿Otra gran ventaja de enseñanza? ¡Conéctese con compañeros educadores! Considere unirse a una comunidad de enseñanza interactiva como MimioConnect™ para obtener tips de enseñanza útiles, foros interesantes, contenido de clase interesante y más.

Únase a Nuestra Comunidad de Educadores en Línea

PUBLICACIONES RELACIONADAS