La Hora del Genio -Parte 2: Lograr que la Hora del Genio Funcione

Publicado por Kelly Bielefeld el 12 julio, 2018
Encuéntrame en

LaHoraDelGenioParte2

En el primer artículo sobre este tema, proporcionamos una visión general de la filosofía detrás de la hora del genio y por qué los educadores deberían considerar probar el concepto. También le dimos algunas consideraciones para comenzar: cosas como programar el tiempo, los estándares para apoyar el aprendizaje y el nivel de comodidad para unir todo.

Si un educador está listo para comenzar esta aventura, ¿qué pasa después? Es difícil saber por dónde empezar o qué hacer. ¿Debería incursionar en él o avanzar a toda máquina? ¿Debo comenzar el año con esto o esperar unas semanas para bajar las rutinas? ¿Cómo voy a calificar esto? ¿O debería incluso calificarlo?

Comenzando con la Hora del Genio

Para ayudar a que tu cabeza deje de girar, he aquí algunas ideas que pueden ayudar a poner la bola en funcionamiento y quizás respondan algunas de esas preguntas:

Averigüe sobre qué debe aprender más: las horas del Genio están configuradas en las diferentes modas y estilos. La mayoría de ellos comienzan con un alumno que genera una idea, concepto o problema que debe resolverse; es útil si el educador modela este proceso para los alumnos. Los intereses de intercambio de ideas y las cosas que encontramos motivadoras son un gran lugar para comenzar. Es importante recordar la investigación de Daniel Pink de Drive sobre la motivación intrínseca y los tres factores principales: propósito, dominio y autonomía. La definición del problema es la parte de la autonomía, y cada alumno tendrá un área individualizada en donde se convertirá en un "genio".

Plan para la planificación: ¿cómo van a comenzar los estudiantes? Esta pregunta básica es un poco más compleja de lo que parece. Los estudiantes con más estructura al principio probablemente tendrán más éxito a largo plazo, especialmente si todo el concepto es nuevo para los estudiantes (nuestra experiencia es que una vez que los estudiantes se acostumbran, las etapas de planificación se ven un poco diferentes). Los educadores deben proporcionar documentos de intercambio de ideas y organizadores gráficos para documentar el pensamiento a través de las etapas iniciales de planificación. Estos son excelentes para reflexionar una vez que haya finalizado el proyecto, para ver cómo el proyecto pudo haber cambiado con el tiempo.

Determine cómo se verá el "dominio": este puede ser el componente crítico para todo el concepto de la hora del genio. A medida que un alumno desarrolla un plan para aprender más sobre una idea o concepto, el educador debe tener en cuenta las normas de educación establecidas (recuerde, este fue el punto # 1 en la primera parte de esta serie). Durante este proceso, el educador puede entrenar al alumno para que use las habilidades de las normas para aprender el contenido (lectura, comprensión auditiva, investigación y las normas de ciencia), así como las normas para comunicar el contenido a un público (hablar, escribir, arte, y normas de tecnología). He visto formatos complejos de esto con listas de verificación de todas las normas para documentar el aprendizaje. También he visto una evaluación informal de esto que es mucho más amplia. No hay una respuesta "correcta", pero el educador debe saber qué normas se están aprendiendo para cada alumno.

Dedique tiempo a la conferencia: una vez que el modelado se ha completado y la lluvia de ideas ha comenzado, los estudiantes comenzarán a participar en el "trabajo" del proyecto. En este momento, el educador se convierte en el facilitador del aprendizaje, el entrenador y la conferencista con estudiantes individuales algunas veces a la semana (como mínimo). Esto requiere mucho compromiso y energía, pero vale la pena ver cuán entusiasmados están los estudiantes cuando se sumergen. Una vez más, he visto toda la gama, desde notas generales sobre el aprendizaje hasta formularios de conferencias muy específicos para educadores y estudiantes. Recomiendo encarecidamente la reflexión diaria de los alumnos independientemente del formato; esta metacognición es importante para que los alumnos aprendan.

Presentar y evaluar: esto puede ser realmente complicado. Si queremos que los estudiantes tengan un verdadero sentido de autonomía y dominio, no queremos darnos una calificación como el "juez" del aprendizaje. Esto es realmente lo opuesto a la filosofía de la hora del genio. Hay otras opciones: los estudiantes pueden crear sus propias rúbricas de expectativas, pueden autoevaluarse o pueden proporcionar evidencia al educador sobre cómo dominaron cada uno de los estándares.

Puntos de bonificación para encontrar un propósito: no hemos hablado mucho sobre el propósito, el tercer factor de cómo los estudiantes se motivan intrínsecamente. Esta no es una parte esencial de la hora del genio, pero puede agregar una relevancia real al aprendizaje. Los estudiantes pueden aprender sobre algo que les interesa, pero si pueden conectarlo a algo en la comunidad o en el mundo, es mucho más atractivo. Este puede ser un gran punto de conversación cuando se habla con los alumnos al preguntar: "¿Cómo se puede tomar este aprendizaje y tener un impacto en la comunidad?"

Esta lista no se ha incluido todo, pero cubre algunas de las grandes preguntas que han surgido con los educadores que se han aventurado en la hora de los genios. Se puede encontrar un buen recurso integral en este sitio de la Hora del Genio, que ofrece un seminario web gratuito para que pueda comenzar en el aula si este proyecto le interesa.

Afortunadamente, al dar a los estudiantes algo de libertad en su aprendizaje y algo de tiempo para dominar las habilidades, estarán más motivados y aprenderán las normas de forma más sencilla y profunda.

Para obtener más tips de enseñanza y mantenerse al día con las últimas tendencias en educación y tecnología educativa, asegúrese de suscribirse a nuestro blog de educadores.

Suscríbase a Nuestro Blog Educativo

 

PUBLICACIONES RELACIONADAS