Fortalezas de Carácter Aplicadas en el Aula

Publicado por Rocío Gayosso Rodríguez el 16 abril, 2018

Psicologia-aplicada-en-clases-a-preescolar

En esta ocasión, por ser mi primera vez escribiendo para este blog educativo, me permito hablarles un poco en base a mis experiencias y vivencias mientras fui docente de kínder 3, lejos de lo que siempre escuchamos en el programa de educación preescolar (PEP) acerca de los ambientes de aprendizaje y otros contenidos que hablan sobre la importancia de  generar un clima adecuado y propicio para que el aprendizaje sea significativo, para mí es de suma importancia las relaciones interpersonales que se tienen en función  alumno-docente y aún más en la unión y solidificación del grupo entero. Tengo la certeza de que como docentes intentamos día a día construir un lazo de confianza entre nuestros alumnos y nosotros mismos, sin embargo muchas veces la cotidianidad de los días, los años de servicio y quizás algunos sinsabores de lo que implica ser un docente, nos van transformando en personas más razonables y menos empáticas.

Empezar con este tema es difícil ya que como ustedes bien lo saben trabajar con los sentimientos y control de emociones, sobre todo de niños pequeños en el rango de edades que corresponde a la etapa de preescolar es un tema muy delicado que no me atrevo a abordar con contenidos en concreto, sin embargo recientemente tuve la oportunidad de realizar un diplomado enfocado a la psicología positiva y me resulta muy interesante hablarles del engranaje que encontré en cuanto a algunas acciones que realizaba mientras impartía clases en kínder 3 y lo que experimente posteriormente durante este diplomado.

Si bien este es un tema muy extenso en el cual me gustaría que así como yo, ustedes puedan encontrarle sentido a lo que realizan día a día en función de algunos conceptos de los que les estaré hablando.

El primero de ellos es “fortalezas de carácter”; según el Dr. Martin Seligman existen 24 fortalezas de carácter con las cuales contamos los seres humanos, sin embargo, cada uno de nosotros las manejamos en un orden distinto, ahora… hablaremos de que cada uno de nosotros las empleamos a diario, sin embargo nos enfocaremos al ámbito educativo, pues es en la escuela donde las ponemos en práctica con más frecuencia y según el Dr. las fortalezas de carácter también se adquieren de otras personas, principalmente de los familiares o personas directas y es ahí donde entra mi pregunta: ¿Somos nosotros personas directas y con influencia para nuestros alumnos? La respuesta es sí, por supuesto que lo somos y trasmitimos día a día éstas.

Ahora bien les hablaré de mi práctica docente en específico con un grupo de tercer año de preescolar:

Para cuando me asignaron este grupo, ya había tenido experiencia en trabajar con maternales, y kínder 1, por lo cual ya tenía la idea de lo que era el manejo de grupo con pequeños, las dinámicas, y derivado de algunas áreas de oportunidad que había notado en mí -año con año- y que fui mejorando con la práctica; para ese entonces, sabía que lo primordial en el inicio de ciclo escolar era marcar bien los límites con el grupo, hablarles acerca de las reglas y hábitos que se tenían que respetar en el salón, sin dejar de lado el lazo de confianza que se debería ir formando entre los niños y yo. Mis tres fortalezas de carácter principales en ese entonces eran curiosidad, liderazgo y humor, es importante destacar que hago alusión a que mis fortalezas de carácter eran de ese entonces, ya que las fortalezas van cambiando de acuerdo a nuestras vivencias, nuestro entorno y las nuevas experiencias que vamos adquiriendo. ¿Cómo las empleaba? Dentro del salón de clases comencé por explotar la curiosidad”, primordialmente leía temas interesantes como era la extinción de los dinosaurios, la razón por la cual la tierra tiembla, la formación de estrellas, constelaciones etc. Estos temas los investigaba y abordaba de acuerdo a las preguntas que los pequeños hacían de manera frecuente, ya que si era algo que les estaba generando curiosidad, debía escucharlos e informarme más sobre estos, de esta forma  los niños irían tomándome la confianza y se darían cuenta que eran escuchados dentro del aula, no sin dejar de lado que cada escuela cuenta con un perfil de egreso y en el caso de muchas escuelas particulares el perfil de egreso de kínder 3 es completar el proceso de lecto-escritura al finalizar el ciclo escolar, como eran temas de su interés lograba también despertar en ellos la necesidad de investigar, de lograr leer el contenido de los libros que eran llamativos para ellos.

Un docente debe fungir como líder dentro del aula, lejos de ser una figura de autoridad y respeto, para mí era importante que los niños vieran un líder, un ejemplo a seguir en mí ,así que comencé a poner mucho más cuidado en que existiera congruencia entre mis palabras y mis actos , no fue un camino fácil, pues todo el tiempo los niños son muy observadores y si ellos están con la atención al cien por ciento, nosotros debemos estarlo al doscientos, sin embargo finalmente logré que los pequeños quisieran replicar las cosas que yo hacía, si yo quería que leyeran entonces leía, si yo quería que bailarán yo tenía que hacerlo también . El camino no era sencillo como puede estar sonando ahora, porque como en todos los grupos existen niños con cualidades diferentes y que en muchas ocasiones tienen necesidades distintas a los demás, así que ahí entraba mi tercera fortaleza: “humor”, el humor es según el estudio de las fortalezas el gusto de reír y hacer reír a otras personas, ver fácilmente el lado cómico de la vida, emplearlo no fue nada fácil ya que tampoco se trata de convertirte en el payasito o bufón de los pequeños solo por ganar su agrado, pero si era necesario emplearlo cuando algún niño entraba a la escuela llorando, triste, enojado o con un mal sentimiento que pudiera venir arrastrando de casa.

La intención de este breve texto es compartirles cómo podemos ir anclando nuestra labor diaria, con estos pequeños detalles que quizás muchos aún no tenemos la oportunidad de descubrir de nosotros mismos y que se pueden explotar al máximo no solo en nuestra vida personal sino en nuestra labor docente, que como bien mencioné en un inicio, a veces vamos dejando de lado ciertos aspectos relevantes, si bien es importante actualizarnos con el nuevo modelo educativo, sus contenidos y comenzar a dominarlo, también es importante hacer conciencia de que más allá de los aprendizajes esperados y el plus que se ofrece como escuelas particulares, estamos trabajando con seres humanos con sentimientos, que no todo el tiempo tendrán dibujada una sonrisa y que como adultos y docentes que somos en colaboración con los padres de familia quienes son el pilar más importante para nuestros alumnos debemos trabajar para encontrar un equilibrio entre su coeficiente intelectual y el emocional.

Si desea seguir recibiendo grandiosos tips que le serán de gran utilidad en su día a día, suscríbase a nuestro blog educativo hoy mismo

Suscríbase a Nuestro Blog Educativo

PUBLICACIONES RELACIONADAS